Halitosis – Causas y soluciones

Admítelo, siempre llevas encima un chicle o un caramelo de menta 😉 ¿Es cierto que tener mal aliento es un trastorno especialmente molesto?

La halitosis, nombre científico del mal aliento, es un tema que suele ser tabú y difícil de tratar para quienes lo padecen, pero también para quienes les rodean.

El aliento maloliente afecta a muchas personas, pero la mayoría no se atreve a hablar de ello porque les acompleja mucho este olor que puede ser una verdadera pesadilla en la vida cotidiana.

Es importante saber que la halitosis no es una fatalidad y que hay soluciones. Pero para ello es necesario conocer las causas de este desagradable aliento.

¿Cuáles son estas soluciones? ¿Las causas? ¿Cómo comprobar si realmente lo padeces? ¿Existen remedios naturales? ¿Es eficaz el spray para el aliento? Nuestros expertos de DolorDental.Net responden a todas estas preguntas que tienes sobre el mal aliento.

La halitosis en pocas palabras

El nombre «halitosis» procede del latín «halitus», que significa «aliento», y del griego «osis», que significa «enfermedad» o «trastorno». Se caracteriza por un olor desagradable y, aunque se considera un problema de salud menor, no deja de ser una fuente de estrés y desventaja social para quienes lo padecen.

Afecta a un 25-50% de la población y es un fenómeno que aumenta con la edad. Cabe señalar que los hombres se ven tres veces más afectados que las mujeres. Pero todo el mundo puede sufrirlo algún día. Incluso los niños.

La halitosis es una verdadera patología con importantes repercusiones sociales y psicológicas. Por eso algunos hospitales lo tienen en cuenta, así como sus consecuencias. Es el caso, por ejemplo, del CHRU de Estrasburgo, que ofrece una consulta dedicada al aliento desagradable y en la que se diagnostica al paciente, pero sobre todo se le escucha.

Mal aliento: Causa y soluciones

Lo primero que hay que hacer para deshacerse de él es determinar la causa de ese incómodo olor que sale de la boca. Algunas de las más comunes son:

Mala higiene dental

En el 85% de los casos, la halitosis se debe a una mala higiene bucal. Nuestra boca tiene una multitud de las llamadas bacterias anaerobias. No necesitan oxígeno para vivir y multiplicarse, sino proteínas. Al consumirlos, las bacterias liberan compuestos volátiles de azufre con un olor muy fuerte.

Las caries, las úlceras bucales y todas las infecciones bucales también pueden provocar un aliento desagradable. Cepillarse los dientes dos veces al día con un cepillo adecuado, utilizar el hilo dental o un chorro de agua y visitar regularmente al dentista puede evitar que un día se sufra de mal aliento.

Amígdalas

Las amígdalas también son una causa común. Al igual que la piel, se regeneran en profundidad y las células muertas se eliminan principalmente en la superficie. Pero cuando no es así, se acumulan en las criptas (los pequeños agujeros de la superficie), se pudren y desprenden un fuerte olor.

Los senos paranasales

La sinusitis crónica provoca la presencia de pus en uno o varios senos. No es necesariamente doloroso, pero el pus presente puede tener muy mal olor y puede fluir hacia atrás desde la nariz hasta la boca.

Problemas digestivos

Los problemas digestivos son fatales para nuestro aliento. En efecto, una mala alimentación puede ser una de las posibles causas. La acidez gástrica, a menudo causada por el consumo excesivo de alcohol o tabaco, también puede estar entre las causas del aliento desagradable. Por último, la inflamación del esófago y las úlceras de estómago pueden provocar mal aliento.

Medicamentos

Ciertos medicamentos y tratamientos pueden causar halitosis. ¿Qué causa la halitosis? Porque pueden cambiar la composición de las bacterias de tu boca. Entre ellos se encuentran los antihistamínicos, los descongestionantes, así como los tratamientos prescritos para la hipertensión arterial, los antidepresivos y los antipsicóticos.

Hormonas

Durante la ovulación y el embarazo, los altos niveles hormonales aumentarán la creación de placa. Esta placa, colonizada por bacterias, provocará un aliento maloliente.

Tabaco y alcohol

Los fumadores saben que el tabaco es responsable del mal aliento. Lo mismo ocurre con el alcohol.

Xerostomía

El mal aliento también puede estar causado por la falta de secreción de saliva cuando se tiene la «boca seca».

Algunas enfermedades

El liquen bucal, al igual que otras enfermedades, puede causar mal olor en la boca.

¿Cómo comprobar tu aliento?

A veces tienes dudas sobre tu aliento. Entonces, ¿cómo lo compruebas tú mismo? Estos son nuestros consejos:

  • Lame tu muñeca, espera unos segundos y huélela.
  • También puedes coger una cuchara, darle la vuelta y utilizarla para frotar la parte posterior de la lengua. Mira lo que hay entonces en tu cuchara y siéntelo.
  • Si te atreves, también puedes preguntar a alguien de tu entorno, pero esto a veces puede resultar embarazoso.
  • En el mercado existen dispositivos para cuantificar el gas de dióxido de azufre. En efecto, los halímetros electrónicos son valiosos aliados para comprobar la respiración.

¿Cómo se consigue un buen aliento?

Para tener un buen aliento, hay que tener los gestos adecuados y los buenos hábitos:

Mejora tu higiene bucal

Es la mejor manera de conseguir un buen aliento. Cepíllate los dientes dos veces al día y no te olvides de la lengua (puedes utilizar un rascador lingual). Puede utilizar un hilo dental para evacuar todas las bacterias que se encuentran entre los dientes y que no son fácilmente accesibles con un cepillo de dientes convencional. A continuación, puede enjuagarse los dientes con un enjuague bucal adecuado.

Cambia tu dieta

Algunos alimentos no son los aliados de tu aliento. Entre ellos se encuentran el ajo, la cebolla y ciertas especias. Estos alimentos, una vez digeridos, se transformarán en componentes aromáticos. Así que evítalos.

Cuidado con las prótesis dentales

Es importante y esencial limpiar las prótesis dentales con regularidad para evitar el riesgo de mal aliento.

No fumes

Los cigarrillos pueden tener graves consecuencias para nuestros dientes, que tenderán a ponerse amarillos, pero también serán responsables de un aliento desagradable. Es una buena razón para dejar de fumar, ¿no?

Mal aliento por la mañana: explicaciones

El mal aliento matutino es muy común, pero sobre todo es muy complejo y una fuente de estrés, especialmente si estás en pareja. La causa es sencilla. De hecho, por la noche producimos menos saliva. La boca se vuelve entonces más seca y no elimina las bacterias responsables de los malos olores.

El alcohol y el tabaco también pueden explicar este aliento matutino.

Combatir el mal aliento: soluciones naturales

Hay formas totalmente naturales de combatir la guerra contra el aliento. Por ejemplo, puedes utilizar bicarbonato de sodio. ¿Cómo se hace eso? Basta con espolvorear un poco en el cepillo de dientes, además de la pasta de dientes. Hazlo una o dos veces por semana.

También puedes utilizar bicarbonato de sodio para hacer un enjuague bucal. Sólo hay que diluirlo con un poco de agua.

La homeopatía también se utiliza mucho para recuperar el aliento fresco. El tratamiento homeopático más utilizado en este caso es Mercurius solubilis 9CH. Tomar un gránulo por la mañana y por la noche durante varias semanas.

Los aceites esenciales pueden utilizarse para recuperar el buen aliento. Puedes, por ejemplo, poner unas gotas de aceite esencial en un azúcar: menta, limón, romero o eucalipto.

¿Te gusta el té verde? Beberlo a lo largo del día es excelente porque el té verde contiene polifenoles que tienen la función de impedir la proliferación de bacterias.

Las ensaladas, fuentes de clorofila, son una buena idea porque neutralizan los olores y refrescan toda la boca. Así que no dudes en comer una ensalada con perejil, apio, menta y aguacate todos los días.

Spray y pastillas para el aliento: ¿son eficaces?

Si vas a tu farmacéutico y le explicas que tu aliento te está arruinando la vida, seguro que te ofrecerá un spray de aliento fresco o pastillas.

Es importante saber que no se trata de un tratamiento para eliminar las causas de la halitosis, sino de una solución para enmascarar el olor durante unas horas.

El spray de aliento fresco, al igual que las pastillas, activa la producción de saliva y, por tanto, neutraliza el aliento. Se componen de aceites esenciales o de mentol y, por lo tanto, son útiles temporalmente.

Por ejemplo, apreciamos el spray de la marca Hansaplast, que es especialmente eficaz. Se puede encontrar fácilmente en los supermercados.

En este mercado también hay chicles y colutorios sin flúor, menta o azúcar. Sin embargo, ten cuidado con estos últimos: no tomes más de 15 días de enjuague bucal ya que pueden ser irritantes para tus dientes.

Por último, existen dentífricos especialmente diseñados para combatir el mal aliento y geles para una limpieza completa de la lengua.

Para recuperar el aliento fresco: la consulta médica

Cuando se tienen problemas persistentes de aliento, lo mejor es acudir al médico. Por supuesto, el dentista es la primera persona a la que debes acudir. Te hará una revisión completa de tu cavidad bucal. Una vez completado el examen, le dará a tu halitosis una puntuación de 1 a 5.

Si el dentista descarta una causa oral, te remitirá a un médico de cabecera. El médico se encargará entonces de buscar la causa de tu mal aliento. Te hará varias preguntas, especialmente sobre tu dieta.

Si sospecha que se trata de una sinusitis, te remitirá a un otorrinolaringólogo. Ya sea el médico de cabecera, el otorrinolaringólogo o el dentista, uno de ellos descubrirá inevitablemente la causa del aliento.

Nuestros consejos

Tener mal aliento no es una fatalidad y, en la mayoría de los casos, basta con tomar los hábitos adecuados para superarlo. Es muy importante limpiarse bien los dientes con un chorro de agua, por ejemplo, utilizar el hilo dental y rasparse la lengua. Si adoptas estos gestos, lo más probable es que recuperes rápidamente el aliento fresco.

Si la halitosis persiste, consulta a tu dentista. Lo mejor es actuar cuanto antes. Mientras tanto, no dudes en utilizar sprays o pastillas. Esto no resolverá el problema subyacente, pero puede ayudarte a evitar situaciones embarazosas en tu vida diaria.

Es muy común que la gente piense que tiene mal aliento cuando no es así. Y no es fácil hacer este tipo de preguntas a los que te rodean. No dudes en aplicar nuestros consejos para saber si sufres o no de halitosis.

En cualquier caso, una vez determinada la causa, será muy sencillo recuperar el aliento fresco y la sonrisa.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page

pos4dslot

Togel Toto Macau